El “efecto Toko”

Como consecuencia de las tres derrotas cosechadas de manera consecutiva por el Laboral Kutxa Baskonia en apenas una semana, aficionados, periodistas y otras figuras de lo que habitualmente se etiqueta como “entorno” han tratado de buscar explicaciones, motivos y causas a este pequeño bache que parece atravesar el conjunto de Velimir Perasovic. Unas de las cuestiones que se han planteado -o por lo menos a mí así me lo han preguntado- es: ¿Tiene algo que ver la vuelta de Shengelia con este “bajón”?

La respuesta no es fácil. Subjetivamente, cada uno puede tener una percepción diferente del impacto, bueno, regular o malo, que la reincorporación del georgiano ha tenido en el rendimiento del equipo en estos últimos siete partidos. Objetivamente, el análisis de los números del Baskonia -como conjunto-, y el de sus compañeros -individualmente-, nos da alguna pista más sólida para entender el efecto que está provocando el retorno de Shengelia.

Colectivamente, el comportamiento del Laboral Kutxa ha variado en algunos aspectos desde el 22 de Noviembre. De ellos, los que considero más relevantes son los siguientes:

  • El triple pierde protagonismo: El peso que el lanzamiento exterior tenía en la ofensiva de Perasovic (43% del total de tiros de campo) ha disminuido. Con Toko en la rotación, el Baskonia utiliza menos que antes la línea de tres -35% de los tiros de campo-.
  • Peor cuidado del balón: El equipo promedia casi 3 pérdidas más desde la vuelta de Shengelia (de 13,2 a 16,1). Dos de ellas las aporta el georgiano, cuya vuelta no parece haber contribuido a mitigar un problema que ya era grave antes de se llegada.
  • Menor “altruismo”: Aunque el Laboral Kutxa no se caracteriza por ser un conjunto que registre un elevado número de asistencias, desde la reincorporación de Shengelia esta media es aún más baja. Aunque el de Tiflis reparte un pase de canasta en cada cita, el equipo ha bajado en más de 3 sus promedios (de 15,4 a 12,1).
  • Mayor fortaleza en el rebote: Aunque en este apartado y en los dos anteriores hay que tener en cuenta que los partidos con Shengelia han sido “más largos” que sin él (debido a las dos prórrogas disputadas frente a Barcelona y Blbao Basket, que aumentan en tres la media de minutos por encuentro), es indiscutible que los promedios reboteadores del equipo han mejorado, sobre todo ofensivamente. El Baskonia captura casi cuatro rebotes más por noche -los mismos que promedia Toko-, de los cuales tres son en ataque.

Otro cambio significativo en el comportamiento del conjunto ha sido la disminución del acierto en el tiro, y desde cualquier distancia (ver tabla). Sin embargo, parece sensato considerar que la responsabilidad en este caso debe repartirse entre sus compañeros, a tenor de los extraordinarios registros del “siete” baskonista (68,7% T2, 75%T3).

CONSIN.TOKO.EQUIPO

Promedios Baskonia hasta 15/12/2015: CON Shengelia / SIN Shengelia

Rotación

La recuperación de Toko ha alterado, como era de esperar, el plan de rotaciones y el minutaje que Perasovic otorga a cada jugador. Ciñéndonos exclusivamente a los hombres de pintura, los más “perjudicados” por este cambio son Kim Tillie -casi 3 minutos menos- y, sobre todo, Ilimane Diop, quien promedia cuatro minutos menos y que ha visto como en tres de los últimos siete encuentros no ha superado los 200 segundos en pista. En el último de ellos -ante Bilbao Basket- ni siguiera ha jugado.

Así, no es de extrañar que las estadísticas de ambos jugadores también hayan empeorado ligeramente, aunque lo más llamativo es el descenso de rendimiento de otros jugadores con un gran peso como Mike James, Fabien Causeur o el propio Bourousis. Un descenso que parece, no obstante, difícil de justificar como consecuencia de la llegada de Shengelia (ver tabla).

CONSIN.TOKO.JUGADORES

Promedios individuales hasta 15/12/2015: CON Shengelia / SIN Shengelia

¿Conclusión?

A tenor de estos datos parece evidente que sí, que la reincorporación de Toko ha tenido un impacto significativo en el equipo. No podía ser de otra manera, dado el papel protagonista que se espera de él. En algunos aspectos está ayudando más -rebote, acierto-, en otros menos -pérdidas, circulación del balón-, y varios de sus compañeros han tenido que adaptarse a un menor protagonismo y una distinta distribución de los lanzamientos. Pero, en mi opinión, este impacto dista mucho de ser un factor clave o único que explique los problemas que ha atravesado el Laboral Kutxa en sus últimos compromisos.

Anuncios

4 comentarios en “El “efecto Toko”

  1. Pues yo más bien creo, que es el motivo no es por Toko, sino por dos causas:
    1.- Que es el verdadero nivel que tiene baskonia. Es decir, hasta ahora todos los partidos igualados les habían salido de cara y en algún momento tenía que salirles cruz y así ha sido en los últimos encuentros, por lo que haciendo la media, da el verdadero nivel de dónde está baskonia en estos momentos. Ni como el año pasado, ni para ganar la euroliga. Por lo menos, que no es poco, están jugando de tu a tu todos los partidos y con opciones, que llegar a ese punto ya es un logro.
    2.- El pequeño bajón de Bourousis y en menor medida Causeur. El nivel tanto en estadísticas como en presencia que estaba teniendo Bourousis tampoco era normal y ahora ya los equipos se lo saben y preparan los partidos sabiendo ésto y por tanto el nivel, siendo muy bueno, ya no es el superlativo que estaba dando. Y ahora sin un referente tan desequilibrante, juegan más los bases, y con los que tenemos ya sabemos que un día sale cara y otro cruz…

    Ahí lo dejo :-D

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s