El caso Blazic

La decisión de prescindir de Jaka Blazic para la disputa de los playoff de la Liga Endesa, anunciada por el Laboral Kutxa este pasado jueves, ha caído como una bomba entre la afición baskonista. Su entrega, actitud e intensidad han enamorado a una gran parte de la grada desde el mismo instante de su llegada, motivo por el cual muchos se preguntan por las razones de su descarte. La respuesta más simple, y que no tiene por qué ser ni la verdadera ni la única, pueda ser su rendimiento en los últimos meses. Y es que, como veremos a continuación, al “Rey de los intangibles” le han podido condenar, irónicamente, los “tangibles”.

El escenario que muchos habíamos construido al conocer el fichaje de Michael Roll era que el americano-tunecino venía a reforzar el perímetro como medida correctiva ante la presumible baja (definitiva) de Fabien Causeur. Los hechos han demostrado que esta premisa no era del todo correcta, puesto que Roll no viene a reforzar la línea exterior, sino a reemplazar a una de sus piezas. Y de todas las piezas disponibles, Blazic es la que peor rendimiento ha dado en los últimos meses.

Como podemos observar en la siguiente tabla, los promedios del esloveno han decrecido de manera progresiva y continua desde Diciembre del 2015. Así, de promediar 8.3 puntos y 9 de valoración durante el último mes del año pasado ha pasado a registrar tan sólo 4.2 puntos y 3.2 de valoración en los cinco partidos que ha disputado en Mayo. Esos cinco partidos son, precisamente, los que ha jugado después de lesionarse en el último choque de la serie contra el Panathinaikos -se perdió los duelos frente a Barcelona y GBC-.

Evolución estadística, mes a mes, de Jaka Blazic

Evolución estadística, mes a mes, de Jaka Blazic

Su esguince de tobillo, aunque no fue grave, sí que parece haber colaborado al progresivo declive estadístico de Blazic. Si hasta la lesión sus promedios eran (contando todas las competiciones) de 18.8 minutos, 7.4 puntos, 2.9 rebotes y 6 de valoración, con un 36% en tiros de tres puntos, después de su contratiempo físico su contribución se ha reducido casi a la mitad, acreditando además un pobre 16% desde más allá de los 6.75.

¿Por qué?

Los números y las estadísticas no suelen ser suficientes, sin embargo, para valorar en total justicia el rendimiento de un jugador, y aquí es donde se puede producir más controversia. Su garra ha sido una herramienta que le ha permitido conectar con el público de una manera especial, por lo que su sustitución puede catalogarse como una medida impopular. El hecho de romper una rotación, unos hábitos y una configuración de equipo bastante estable y que se había demostrado efectiva hasta el día de hoy, también invita a catalogar el cambio como un cambio de riesgo.

LAB-HER (7)

Bourosis alecciona a Blazic (ACB Photo/I. Martín)

Otros factores que pueden haber condicionado esta decisión son la presumible desconfianza que pueda existir sobre el estado y el potencial de contribución de Shengelia -recién incorporado tras una larga lesión, y cupo- y las dudas sobre la madurez de Ilimane Diop. Estos hechos parecen haber decantado la decisión de mantener cinco jugadores en la rotación interior, por lo que cualquier cambio tenía que apuntar, inevitablemente, al perímetro. Y de ahí la llegada de Roll.

Dicho esto, no parece descabellado pensar que Blazic estaba señalado como la “víctima a sacrificar” desde hace ya algún tiempo, porque si la decisión de contar con Planinic, Bourousis, Diop, Tillie y Shengelia estaba tomada ¿por qué fichar a un exterior y sustituir una de tus piezas si estás satisfecho con ellas? La respuesta parece clara; o bien no estás contento con alguna de ellas (Blazic, en este caso) o bien crees que Michael Roll puede mejorar el rendimiento del jugador a reemplazar. Una u otra, o una mezcla de las dos…

Si ha sido una decisión acertada o errónea, se sabrá muy pronto. El primer asalto de los cuartos de final de la ACB serán, más que nunca, un examen.

Anuncios

2 comentarios en “El caso Blazic

  1. Yo no entiendo el fichaje de Roll.Y menos tras ver lo que ha aportado en los 5 partidos de playoff (solo valorar la buena defensa a Sasu Salin en el tercer partido) porque ofensivamente 0 patatero.
    Y para hacer eso Blazic cumplía con creces.
    Y menos aún entiendo los 0 minutos jugados por Corbacho.
    No sé a qué se debe pero es incomprensible.
    O a Peras se le ha ido la olla o hay algo raro que desconocemos.
    Aupa Jaka!!!!

    Le gusta a 1 persona

  2. Lo cierto es que numéricamente y comparados, los números de Blazic y de Roll en sus últimos cinco encuentros son muy similares:

    Blazic: 4.2 puntos, 1.8 rebotes, 0.6 asistencias, 3.2 de valoración en 16 minutos (2 victorias en 5 partidos)
    Roll: 5.6 puntos, 2.2 rebotes, 1 asistencia, 3.8 de valoración en 22 minutos.(2 victorias en 5 partidos)

    Luego ya las sensaciones, los intangibles, y la capacidad de uno y otro para influenciar el desarrollo de un partido (para bien o para mal), quedan a la valoración de cada uno…

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s